Si le das un pez a alguien, comerá una vez.
Si le enseñas a pescar, comerá toda la vida.

Kwan Tzu (300 a.C.)