algo-va-mal-tony-judt

La actual situación de falta de confianza de la sociedad tanto en el ámbito político como en el económico, nos conduce a la necesidad de un cambio y a buscar un nuevo paradigma de sociedad. No sabemos dónde nos llevará este cambio, pero lo que sí es un clamor es que se producirá.

La empresa como instrumento de generación de riqueza y ocupación tiene un papel fundamental en este nuevo paradigma. Estamos en la era del conocimiento y del compartir, dos aspectos que están impulsando la sociedad hacia otra manera de actuar. Vivimos una indignación permanente: corrupción, estafas, falsedad, hipocresía, diferencias enormes en la distribución de la renta que van en aumento. En definitiva, una falta evidente de valores como la ética, honestidad, humildad, confianza, credibilidad y un largo etcétera. Es, por tanto, una necesidad latente que se impongan los valores y la empresa, como elemento clave dentro de nuestra sociedad, debe actuar teniéndolos presentes.

Afortunadamente son ya muchas las empresas que trabajan con valores, algunas naciendo y otras que ya hace años trabajan en ello en silencio. Falta mucho camino por recorrer y mucho trabajo por hacer.

Pero vamos a perfilar lo que significa una empresa con valores y la sostenibilidad, conceptos que por otra parte van de la mano.

Los valores son ideales i principios colectivos que guían las reflexiones y las actuaciones de la propia empresa. Constituyen los ejes de conducta, definen el carácter de una empresa y su concreción en criterios de actuación, actitudes y comportamientos, dando lugar a la cultura corporativa. Por tanto, su definición es clave para dar la sostenibilidad necesaria tanto para la empresa como para la sociedad.

aquarifer_sostenibilitat

Por otro lado, la sostenibilidad, es un concepto actualmente muy utilizado y que se puede definir desde diferentes perspectivas. En el contexto de este artículo, entendemos como sostenibilidad  satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de cubrir las suyas propias.

 

GraficSostenibilitat(1)

A partir de aquí, podemos deducir que una empresa con valores puede hacer posible una sociedad sostenible, al mismo tiempo que una empresa con valores será, por si misma, sostenible. Pero para conseguirlo deberá garantizar un triple objetivo: “ser económicamente viable, socialmente beneficiosa y ambientalmente responsable” (Elkington 1997). Por ello, será necesario incorporar nuevos indicadores que evalúen la incidencia que la empresa tiene en el medio ambiente y en aspectos sociales que generen una mejora en el bienestar de las familias. Estos indicadores pueden tomar como base los diez principios del Pacto Mundial lanzados en Davos el 31 de enero de 1999 por Koffi Annan, secretario general de las Naciones Unidas, aplicados a cuatro áreas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción.

Finalmente, destacar que la empresa que se base en valores deberá en primer lugar aplicar un estilo de dirección en el que predomine una elevada preocupación por la productividad, pero también por las personas y la sociedad, imprimiendo una gestión íntegra y ética que vaya más allá de la denominada responsabilidad social corporativa. Es así como podremos obtener empresas que miren más allá y que fijen su horizonte en el largo plazo y ayudando a crear, en definitiva, una sociedad sostenible.

© Joaquim Deulofeu Aymar

Publicado en  El 9 Nou, 21 de febrero de 2014, pag.24