La pasada semana en ESCODI-UAB  y dentro de la asignatura que imparto sobre Calidad y sistemas de gestión en la carrera universitaria de grado en Dirección y gestión de la empresa comercial, Antoni Guardia, Director General del Grupo DCM-BIBA-SLANG, realizó una conferencia sobre su experiencia en el sistema de gestión de calidad total implantado con nuestro asesoramiento durante el 2007-8, antes de la crisis, y que ha seguido manteniendo.

DCM argentona, s,l,, es una PYME familiar especializada en la distribución de complementos y accesorios de moda, y fundada en 1.990. Cuenta con un equipo de 85 personas fijas y más de 100 colaboradores en temporada alta. En 1.994 abrió la primera tienda BIBA, una cadena de 20 tiendas multimarca que forman parte del grupo DCM argentona.

Su penúltimo proyecto es el lanzamiento de la marca SLANG BARCELONA que incorpora el diseño y fabricación de la gama de accesorios. Actúa en 14 países en Europa, América y el Extremo Oriente.

A destacar en su conferencia algunas de sus experiencias en los resultados que ha ido obteniendo con la aplicación del sistema de gestión de calidad total implantado

–          Nos ha ayudado a definir las responsabilidades, evitándose los temidos “espacios en Blanco”, es decir aquellas responsabilidades que nadie asume o las que son compartidas, y que al final resultan no ser aplicadas.

–          La gestión por procesos aplicada, ha sido un proyecto compartido y una “aplicación de la democracia y tolerancia en la empresa”

–          Darse cuenta del dinero y tiempo perdido en corregir los errores, y también generado por el mal ambiente de trabajo.

–          “La identidad corporativa que hemos definido nos ha dejado un ADN”, de indudable ayuda para el trabajo diario de la organización.

–          Ayuda a consensuar la definición de un fin común.

–          “Frente a cualquier duda, los valores afloran y nos ayudan a decidir”.

–          El sistema fue implantado antes del inicio de la crisis, afirmó que “si no hubiésemos aplicado este sistema, habríamos quebrado”.